Consejos y Recursos

Cuando ocurre un desastre: Conectarse con otros, ofrecer apoyo y aprender a lidiar con la situación

De: P. Lloyd, Director de servicios clínicos, Novus Health

El pasado fin de semana, uno de los peores tifones jamás registrados golpeó las islas Filipinas. Según las primeras estimaciones, por lo menos diez mil personas habrían muerto, pero desde la mañana del 11 de noviembre de 2013, se han confirmado 942 muertes. Sin embargo, los números siguen aumentando. Hay pocas cosas peores que estar lejos de casa y escuchar noticias devastadoras acerca de su ciudad o país natal. Los sentimientos de impotencia pueden ser abrumadores y la pena y la preocupación, casi paralizantes.

Ya sea que estemos de viaje o vivamos lejos de la familia y los amigos, el primer impulso que podríamos tener es tomar un avión, tren o autobús y dirigirse a la zona afectada. Pero ese valiente plan de acción no es siempre lo ideal. Una llamada telefónica o un correo electrónico es un buen punto de partida—pero no se sorprenda si resulta muy difícil establecer una conexión. Los medios de comunicación locales suelen estar abrumados cuando ha ocurrido un desastre y podrían pasar un par de días antes de lograr hablar con alguien que le pueda dar información.

El Gobierno de Canadá se asegura de mantener actualizadas las recomendaciones para los viajeros (solo disponible en inglés) en su sitio web. También dirige a las personas al servicio de alerta humanitaria temprana (solo disponible en inglés) en donde pueden hacer seguimiento y obtener información de eventos del mundo. 

La Cruz Roja Filipina (solo disponible en inglés) ha aconsejado a quienes estén buscando a familiares o amigos que se pongan en contacto con los Servicios Sociales para Restablecer el Contacto Familiar y con los Servicios de Seguimiento, llamando al teléfono (indicativo 63) 09175328500. Debido a que esta línea telefónica puede estar inundada de llamadas en estos momentos, trate de ser paciente y de mantener la calma. Tenga en cuenta que a menudo los primeros informes en cuanto a las víctimas pueden ser exagerados, y que los detalles concretos serán dados a conocer más tarde.

Incluso Google ha lanzado un servicio de búsqueda de personas (solo disponible en inglés) que incluye una aplicación móvil. Es posible que desee usar esta herramienta, pero tenga cuidado al dar cualquier información personal a través de Internet. Lamentablemente, el robo de identidad se incrementa durante los desastres naturales (solo disponible en inglés).

Lo mejor que puede hacer en tiempos de desastre es cuidar de sí mismo y de sus seres queridos. Asegúrese de comer bien, conversar con sus amigos y familiares y evite reprimir sus sentimientos. Ayude a los familiares más jóvenes conversando con ellos acerca de lo que ha sucedido. Con los niños pequeños, dibujar sus temores puede ayudarles inmensamente.

Las personas de cualquier parte del mundo tienen la capacidad de sorprendernos y asombrarnos con la atención y la compasión que muestran en momentos como estos. Apoye a quienes le rodean escuchándolos cuando necesiten hablar, guardando silencio cuando necesiten que alguien esté allí y demostrando compasión al hablar de tragedias como ésta.